Empresario, ahora es muy fácil reclamar las deudas

Contratación temporal: ¿conoce las necesidades de su empresa?
24 septiembre, 2021
Los delitos que podemos cometer a través de las redes sociales
30 septiembre, 2021
Ver todo

Empresario, ahora es muy fácil reclamar las deudas

Reclamación de deudas a través del proceso Monitorio

El procedimiento Monitorio es introducido en nuestra legislación mediante la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, precisamente en el artículo 812 de la citada ley. El fin del procedimiento Monitorio no es otro que posibilitar la recuperación de un adeudo de una manera fácil y eficiente a través de la vía judicial.

Mediante este procedimiento podemos reclamar cualquier cantidad, los únicos requisitos para el mismo es que se reclame el pago de una deuda liquida, determinada, vencida y exigible. Para ello necesitamos presentar la identificación de la persona deudora, su domicilio y los documentos que acrediten que existe la deuda (facturas, albaranes, notas de entrega, …).

Lugar y órgano de presentación

El Tribunal competente para el procedimiento Monitorio es el Juzgado de Primera Instancia del domicilio del deudor, en caso de desconocer la dirección exacta tendremos que solicitar al Juzgado que haciendo uso del Punto Neutro Judicial, que es un servicio con acceso a bases de datos de la Administración General del Estado, compruebe el domicilio con exactitud para presentar el Monitorio y conseguir que el deudor atienda a la petición del pago de la deuda.

Plazos y tramitación

Tras haber presentado el oficio para iniciar el procedimiento, el deudor tendrá de plazo veinte días hábiles para atender a la reclamación y salde su deuda, en caso de suceder esto se produciría el archivo de las actuaciones. En caso contrario que el deudor se oponga al Monitorio, se archivaría el Monitorio para convertirse en un Juicio Verbal u Ordinario dependiendo de la cuantía que se reclame. La última opción sería que el deudor no atienda al requerimiento de pago ni tampoco se oponga al Monitorio, de esta manera el Letrado de la Administración de Justicia dictaría un Decreto para terminar el Monitorio y comunicar al acreedor el despacho de ejecución, es decir, se faculta al acreedor a la apertura de la fase ejecutiva.

Resumiendo

En conclusión, el procedimiento Monitorio es un instrumento que sirve de gran provecho a medianas y pequeñas empresas ya que les facilitaría recuperar esas cantidades de una manera rápida y a un bajo coste.

Desde Víctor López Rodríguez Abogados le podemos ayudar a la reclamación de deudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *