Plan de prevención de riesgos penales: obligatorio para dormir tranquilo

Cuentas Anuales
Claves para la Junta de aprobación de las cuentas anuales
1 junio, 2016
Retrasos continuados en el pago de las nóminas, demasiado riesgo para el empresario
19 junio, 2016
Ver todo

Plan de prevención de riesgos penales: obligatorio para dormir tranquilo

La prevención de delitos en la empresa se convertirá en los próximos meses en una de las prioridades de los empresarios.

Venimos insistiendo desde este blog que, si no tenemos un plan de prevención de riesgos penales en la empresa y uno de los directivos o trabajadores comete un delito en el ámbito de su actividad, el empresario se verá implicado como investigado (lo que antes equivalía a “imputado”) en el proceso penal que se inicie.

En estos casos, se discutirá una doble responsabilidad penal: la individual del autor del delito y la responsabilidad de la empresa que, como tantas veces hemos comentado, le puede salir muy caro al empresario.

El juzgado requerirá la aportación del plan y valorará su eficacia.

Al ser imputada la empresa, el administrador de la misma, deberá comparecer ante el Juzgado a presentar su plan de prevención de riesgos penales.

Si ese plan está correctamente diseñado e implantado y se considera eficaz, tenemos muchas posibilidades de que la acusación se aparte frente a la empresa y únicamente continúe frente el autor del delito. En este caso, por tanto, el proceso judicial será totalmente ajeno a la empresa.

Si por el contrario, la empresa carece de un plan, sin duda alguna ésta será investigada hasta el final del proceso y el administrador deberá comparecer en toda la instrucción y asistir al juicio con las preocupaciones, molestias y pérdidas de tiempo que todo esto conlleva.

Condena penal a la empresa: importantes sanciones.

El proceso judicial podrá terminar con una sentencia que declare la responsabilidad penal de la empresa y, en función de la gravedad del delito, le imponga sanciones que van desde multas hasta, en casos muy graves, el cierre de la empresa.

Por todo ello, nuestro consejo es que la empresa sea previsora y al igual que tiene contratadas sus pólizas de seguros para evitar otros riesgos, haga lo mismo en el ámbito penal e implante un plan de prevención de delitos.

Comments are closed.