¿Cuándo tributar en el IRPF por el dinero recuperado tras la nulidad de las cláusulas suelo?

Seguro de Accidentes Obligatorio por Convenio
23 enero, 2018
¿Puede la empresa poner cámaras a sus trabajadores?
18 febrero, 2018
Ver todo

¿Cuándo tributar en el IRPF por el dinero recuperado tras la nulidad de las cláusulas suelo?

Nos encontramos con que ha transcurrido un año desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 1/2017, de 20 de enero, de Medidas Urgentes de Protección de Consumidores en Materia de Cláusulas Suelo, y ahora que muchos de los contribuyentes han visto como una Sentencia, acuerdo extrajudicial con su banco o laudo arbitral les concedían la devolución de su dinero, surgen las dudas en cuanto a cómo debemos rendir cuentas con la Hacienda Pública.

Pues bien, dicho Real Decreto en su Disposición Final Primera desvela dicha incógnita al introducir una modificación en la Ley que regula el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (DA 45ª), por lo que para operar con corrección con la Agencia Tributaria deberemos tener en cuenta que:

  • Únicamente debemos rendir cuenta de los ejercicios fiscales no prescritos, es decir, los 4 últimos años, computados desde el año en que recibamos dichas cantidades hacia atrás.
  • Dichas cantidades no deben integrarse en la Base Imponible del Impuesto.
  • No tributarán los intereses indemnizatorios que acompañen a las cantidades percibidas.
  • Cuando tales cantidades, en ejercicios anteriores, hubieran formado parte de la base de deducción por vivienda habitual, entonces se deberá regularizar esta situación, para ello se deberá sumar a la cuota líquida estatal o autonómica, devengada en el ejercicio en el que se hubieran recuperado dichas cantidades, exclusivamente las cantidades indebidamente deducidas en los ejercicios no prescritos, sin incluir los intereses de demora.
  • No serán objeto de tributación las cantidades que se destinen por la Entidad Financiera, tras el acuerdo con el contribuyente afectado, a la reducción del principal del préstamo.
  •  Para el caso de que dichas cantidades se hubieran incluido en la base del IRPF como gasto deducible, se deberá practicar autoliquidación complementaria correspondiente a tales ejercicios, sin sanción, ni intereses de demora, ni recargo alguno en el plazo comprendido entre la fecha del acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por este Impuesto.

Comments are closed.