La jornada de 37,5 h semanales ¿qué implicaciones puede tener?

Subvenciones destinadas al alquiler de vivienda 2023
14 noviembre, 2023
Las deudas se heredan. ¿Cómo evitarlo?
20 noviembre, 2023
Ver todo

La jornada de 37,5 h semanales ¿qué implicaciones puede tener?

Ahora que la formación de gobierno se ha concretado finalmente, recordamos uno de los puntos del acuerdo de los partidos de la coalición que más relevancia tendría sobre el ordenamiento laboral hasta este momento. Hablamos, como habrán podido deducir por el titular, de la reducción de la jornada laboral hasta las 37,5 horas semanales, la primera de este tipo desde 1984, cuando se estableció el actual límite concretado en el art. 34.1 del Estatuto de los Trabajadores.

Aunque aún no sabemos mucho, puesto que tan solo contamos por escrito con el fragmento del acuerdo entre el PSOE y Sumar en el que se indica esta medida, podemos ir previendo qué efectos podría tener. Esto es lo que dice dicho acuerdo:

“Reduciremos la jornada laboral máxima legal sin reducción salarial para establecerla en 37 horas y media semanales. Su aplicación se producirá de forma progresiva reduciéndose hasta las 38,5 horas en 2024 y culminándose en 2025. A partir de entonces se constituirá una mesa con los interlocutores sociales que evalúe los resultados de la reducción y siga avanzando en la disminución de la jornada legal teniendo en cuenta las características de los distintos sectores de actividad, la evolución de la productividad y las circunstancias económicas.”

Empecemos por los plazos, finalmente parece que no se aplicará directamente en el 2024, sino que, en ese mismo año tras la aún futurible reforma, se pasaría a las 38,5 horas por semana una reducción de 1,5 horas, o lo que es lo mismo, un 3,75 % menos de jornada por semana. Para finalmente pasar en el 2025 a las prometidas 37,5 horas, 6,25 % menos respecto a la original de 40 horas. Esto siempre que se logre aprobar a lo largo del año próximo.

Respecto a la jornada diaria, nada dice el acuerdo al respecto, tal vez cambie el actual límite de 9 horas diarias del art. 34.3 del ET o tal vez no, lo que es evidente es que para los trabajadores a jornada completa se deberá reducir al menos en uno de los días de la semana esta jornada, aunque podría reducirse en media hora diaria o en cualquier otra combinación que se acordase entre la empresa y trabajadores, siempre con el resultado necesario de sumar 37 horas y media al final de la semana.

Teniendo en cuenta que no cambiará el salario, es decir, se trabajan menos horas por el mismo precio, la medida supone encarecimiento del salario por horas. Y aquí cabe hacerse una pregunta que aún no tiene una clara respuesta, ¿qué ocurre con los contratos a jornada parcial?

De nuevo, entramos en terreno desconocido, a falta del texto final de la reforma, solamente podemos hablar de posibilidades. Una de ellas es que se respete el porcentaje del coeficiente de parcialidad que cada trabajador tenga, es decir, si un trabajador tiene un coeficiente del 50 % sobre una jornada ordinaria de 40 horas, ahora trabaja 20 horas semanales, si se mantiene el porcentaje, en el 2025 trabajaría 18 horas y cuarto a la semana, cobrando el mismo salario.

Otra posibilidad es mantener las horas y modificar el porcentaje de la jornada, siguiendo el mismo ejemplo, el trabajador seguiría haciendo 20 horas semanales, pero su coeficiente pasaría al 53,34 %, con el consiguiente aumento salarial.

Parecería razonable que se permitiera a empresas y trabajadores negocien cuál de las dos opciones prefieren, puesto que en cualquier caso siempre podrían hacer una modificación de contrato después para adaptarlo a la fórmula que mejor les convenga, inclusive un punto intermedio.

Tal vez la nueva norma establezca un periodo para tomar esa decisión a empresas y trabajadores, tal vez establezca que uno de las dos opciones mencionadas sea el que se aplique por defecto, a día de hoy, todo está en el aire.

Por último, el acuerdo se abre a la posibilidad de que la medida se adapte a las peculiaridades de cada sector y otras circunstancias como la evolución de la productividad o las circunstancias económicas. Por tanto, es posible que finalmente esta medida no llegue a todos, o al menos no de la misma manera o al mismo tiempo. El tiempo dirá.

En cualquier caso, pase lo que pase, siempre podrá contar con la asistencia de Alalza Asesores para que le expliquemos estos cambios en legislativos y los que vengan, así como para ayudarles a adaptarse a los mismos.

Comments are closed.