¿Qué es la desheredación? ¿Cuáles son las causas por las que el testador puede desheredar?

¿Qué debo tener en cuenta en la sucesión de la empresa familiar?
25 enero, 2024
Bono nacimiento dirigido a las familias de Castilla y León para el cuidado de hijos, por nacimiento o adopción
27 febrero, 2024
Ver todo

¿Qué es la desheredación? ¿Cuáles son las causas por las que el testador puede desheredar?

En los últimos años, las personas que deciden desheredar a un familiar, normalmente a los hijos, ha aumentado considerablemente, pero ha de tenerse en cuenta que no cabe justificarla por cualquier causa, y que no se trata de un trámite fácil, por la repercusión emocional que conlleva.

Hay que tener en cuenta que el derecho sucesorio es diferente en todo el territorio español, distinguiéndose entre la regulación para el territorio común y para los territorios forales. En este artículo vamos a exponer las causas legales y los requisitos para poder llevar a cabo la desheredación.

La desheredación es el acto voluntario por el que una persona priva a otra de su derecho a percibir la legítima. En derecho común, la herencia se compone de tres de partes: la legítima, el tercio de mejora y el tercio de libre disposición.

La legítima es la porción de bienes de que el testador no puede disponer libremente, ya que la ley la reserva a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos:

1.° Los hijos y descendientes respecto de sus padres y ascendientes.

2.° A falta de los anteriores, los padres y ascendientes respecto de sus hijos y descendientes.

3.° El viudo o viuda.

En el caso de hijos y descendientes constituyen la legítima las dos terceras partes de la herencia de los progenitores. Sin embargo, pueden estos disponer de una parte de las dos que forman la legítima, para aplicarla como mejora a sus hijos o descendientes.

Causas justificadas para desheredar

Únicamente, cabe desheredar por las causas establecidas en los artículos 848 y ss, amén de las incluidas en el artículo 756 del Código Civil y que tienen que haber ocurrido antes del otorgamiento del testamento. Estas causas son:

  1. Ser incapaz para suceder por indignidad. Esto sucede cuando:

– Ha sido condenado por sentencia firme por atentar contra la vida o causar lesiones graves o ejercer violencia física o psíquica contra el causante, su pareja o sus ascendientes o descendientes o contra la libertad, la integridad moral o la libertad sexual de los mismos.

– Se acusa falsamente al causante de un delito grave.

– Se obliga al causante a hacer o cambiar el testamento bajo amenaza, fraude o violencia.

– Se impide al causante hacer o modificar el testamento bajo amenaza, fraude o violencia o suplantar, ocultar o modificar el testamento.

2. Además de las señaladas por indignidad, son causas para desheredar:

– A los hijos y descendientes:
Negar, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.
Maltratar de obra o injuriar gravemente de palabra.

– A los padres y ascendientes:
Perder la patria potestad por incumplimiento de sus deberes o por causa criminal o matrimonial.
Negar los alimentos a sus hijos o descendientes sin motivo legítimo.
Atentar uno de los padres contra la vida del otro, si no hubiere habido entre ellos reconciliación.

– Al cónyuge:
Incumplir grave o reiteradamente los deberes conyugales.
Perder la patria potestad por incumplimiento de sus deberes o por causa criminal o matrimonial.
Negar alimentos a los hijos o al otro cónyuge.
Atentar contra la vida del cónyuge testador, si no hubiere mediado reconciliación.

Para que la privación de los bienes a los herederos sea considera justa, además de estar motivada por las causas que hemos mencionado, debe de efectuarse en el testamento, expresando la causa e identificando al sujeto desheredado.

El artículo 670 del Código Civil define el testamento como «acto personalísimo», por tanto, la desheredación sólo podrá ser ordenada por el testador. La identificación de la persona que se va a desheredar puede realizarse mediante la inclusión en el testamento de su nombre y apellidos o haciendo constar su relación de parentesco con el testador; y posteriormente, en la partición -por los demás herederos, albacea o contador-partidor- se procede a identificar al sujeto desheredado.

Por lo tanto, de esta forma, podemos precisar que la desheredación es la privación de la legítima a los legitimarios. Si se quisiera apartar a una persona diferente a un heredero legítimo, bastaría con no nombrarla en el testamento, de forma que simplemente no se incluiría en la partición. En cambio, al heredero legítimo se le despoja de la participación patrimonial que le correspondía por legítima. Es importante recalcar que no se trata de privar de la condición de heredero a una persona, es privar a las personas a las que por ley se obliga a dejar una parte mínima de la herencia.

Desde Víctor López Rodríguez Abogados les instamos a que cuenten con nosotros para solucionar todos los temas relacionados con el derecho sucesorio.

Comments are closed.