Accidente in itinere, ¿en qué supuestos el accidente laboral tiene esta calificación?

Minusvalías del 40% en los bonos canjeables del Banco Popular. No se preocupe, puede recuperar su inversión
27 noviembre, 2015
Si no pago la hipoteca, ¿en qué momento puede el banco ejecutarme?
28 noviembre, 2015
Ver todo

Accidente in itinere, ¿en qué supuestos el accidente laboral tiene esta calificación?

La Ley General de la Seguridad Social define el accidente de trabajo (artículo 115.1) como “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena” disponiendo en el apartado 2.a) del mismo precepto que tendrán la consideración de accidentes de trabajo “a) Los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo”.

Así pues es accidente de trabajo in itinere el ocasionado durante el desplazamiento del trabajador para ir o volver desde su domicilio al lugar de trabajo.

Nuestra jurisprudencia exige diversos elementos para que un accidente producido durante el trayecto desde el domicilio al lugar de trabajo y viceversa pueda ser considerado accidente laboral in itinere, en concreto:

  1. Elemento teleológico: que la finalidad directa y principal del viaje esté determinada por el trabajo. Si bien, en cuanto al origen y destino del desplazamiento, se aplica una noción de domicilio amplia incluyendo lugares de residencia o, incluso, de estancia o comida distintos de la residencia principal del trabajador, siendo lo esencial el ir al lugar de trabajo o volver del lugar del trabajo.
  2. Elemento geográfico o topográfico: que se produzca en el trayecto normal o habitual que deba recorrerse desde el domicilio al lugar de trabajo y viceversa.
  3. Elemento cronológico: que el accidente se produzca dentro del tiempo prudencial que normalmente se invierta en el trayecto, o lo que es igual que el recorrido no se vea alterado por desviaciones o alteraciones temporales que no sean normales y obedezcan a motivos de interés particular de tal índole que rompan el nexo causal.
  4. Elemento de idoneidad de medio: que el trayecto se realice con el medio normal de transporte. Por lo tanto, transporte apropiado es el que habitualmente utilice el trabajador o es usual siempre y cuando el trabajador no actúe con imprudencia grave o temeraria o la empresa no lo haya prohibido expresamente. Respecto a la transgresión de normas de circulación en los accidentes in itinere, se han venido calificando como accidente de trabajo la imprudencia simple con infracción de reglamentos, como por ejemplo: el sufrido al saltarse una señal de stop (TSJ Cataluña 1-3-01, EDJ 6206); con exceso de velocidad (TS 13-3-08, EDJ 82905). No siendo considerado por otra parte accidente de trabajo in itinere cuando existe imprudencia temeraria al romperse el necesario e imprescindible nexo de causalidad entre la lesión y el trabajo.

No obstante lo anterior, sobre el accidente “in itinere” se ha ido construyendo una amplísima casuística, donde las circunstancias concurrentes en cada caso son determinantes para que los tribunales consideren que el accidente es “in itinere”, y por tanto laboral, o por el contrario no reúne estas circunstancias.

En conclusión podemos decir que posiblemente además de los cuatro elementos o requisitos indispensables que deben concurrir para que pueda afirmarse que se ha producido un accidente de trabajo in itinere, debe añadirse la necesidad de que el resultado del accidente (lesión o muerte) no obedezca a motivaciones ajenas al trabajo, pues en este caso deberá excluirse dicha calificación al quedar roto el nexo de causalidad necesaria entre lesión y trabajo.